La NASA se prepara para enviar sonda hacia el sol

Parker Solar Probe alcanzará velocidades de más de 690 mil kilómetros por hora y se enfrentará a las temperaturas en el orden de los 1370 grados centígrados. La misión pretende colocar la sonda en la corona solar y obtener la transmisión de datos de vuelta con detalles sobre los vientos solares para analizar la forma en que estas partículas pueden afectar la órbita de satélites y los instrumentos. Este análisis será fundamental para poder preparar mejor las misiones futuras y el impacto de los vientos en los instrumentos de medición y en los propios vehículos. Por otro lado, un análisis más profundo del Sol puede ayudar a percibir mejor el origen de la vida en la Tierra, explica el Engadget.

La sonda Parker llegará a unos seis mil millones de kilómetros del Sol, pero antes de eso tendrá que pasar siete años circulando alrededor del astro y usar la gravedad de Venus para acercarse.

La resistencia a las altas temperaturas será posible debido a un escudo de carbono, espuma y otros materiales. Además, los instrumentos también fueron preparados para soportar más calor de lo habitual, con sistemas de refrigeración que aseguran que todo está funcional.

Parker Solar Probe se lanzará a la bocha de un cohete de la Fuerza Aérea Delta de la Fuerza Aérea de la ciudad de Cabo Cañaveral en Florida. El lanzamiento de la sonda está marcado para el 11 de agosto, si todas las condiciones meteorológicas se mantienen como previsto.

Deja un comentario